El Juzgado de Primera Instancia nº6 de Hospitalet de Llobregat ha anulado bajo sentencia un swap colocado a una pyme en 2007.

Dentro del contrato, se obligó a los clientes a firmar una cláusula donde aseguraban tener los conocimientos y medios necesarios para entender y asumir los riesgos que suponía contratar un producto financiero de dichas características. Sin embargo, esto distaba mucho de la realidad.

el-derechoel mundo financiero

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn