Bankia cedió un crédito de 18.590.910,21 euros por 2.980.000 euros sin informar ni dar la oportunidad de ejercer el derecho de tanteo y retracto.

Se trata de un préstamo de 16 millones concedido por Bancaja (hoy Bankia) el 9 de septiembre de 2009 a José María Castillejo, fundador y ex dueño de Pocoyó, su mujer, Ana María Chico de Guzmán March, y la sociedad patrimonial de Castillejo, Jomaca 98, SL

El crédito se dio por vencido el 9 de septiembre de 2012 por una cuantía de 18.590.910,21€ resultante de sumar a los 16 millones de principal los intereses devengados por el impago. El 29 de agosto de 2013 se cede por 2.980.000 al mexicanoMiguel Valladares, entonces socio minoritario de Pocoyó.

El 18 de noviembre de 2013 ejecuta las acciones de Zinkia –Pocoyó- que estaban en prenda del préstamo facilitando el control de la compañía que alcanzó el pasado verano.

Ahora Castillejo reclama la nulidad de la cesión por entender que la cláusula 4º del préstamo es nula por abusiva.

La demanda fue presentada por el despacho Navas & Cusí el pasado 1 de junio y fue admitida a trámite por el juzgado nº 26 de Madrid el pasado 8 de septiembre. “Se ha causado un patente y flagrante desequilibrio”, señala Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí. En dicha demanda se califica de abusiva la cláusula a la luz de la directiva 93/13/CEE que señala en su art. 3.1 que “las cláusulas no negociadas individualmente serán nulas si pese a las exigencias de buena fe, causan en detrimento del consumidor un desequilibrio importante”.

“La directiva comunitaria y la legislación nacional son muy claras: no puede haber imposición de disposiciones que causen desequilibrio. Renunciar al derecho de tanteo y retracto es un claro perjuicio y desequilibrio”, señala el socio-director de 
navascusi.com
. “En los conflictos societarios hay quien pretende sacar ventaja en abuso de derecho; y eso es inaceptable”, añade.

Continuar leyendo en:
intereconomia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn