En la entrada de hoy me gustaría hacer referencia a un tema que empieza a preocupar a una parte de la población a la par que se hace cada vez más real: el Brexit. Y en concreto quisiera analizar cómo afecta el Brexit a los mercados financieros e internacionales tras el descenso de la libra a mínimos históricos.

Cómo afecta el Brexit a los mercados financieros e internacionales

Consecuencias del Brexit tras el descenso de la libra

La libra está pagando las consecuencias del Brexit, lo que ha provocado su descenso en un 20% frente al euro desde que el gobierno británico marcara para marzo de 2017 el comienzo del proceso de desconexión, lo que ha reabierto el debate sobre la posibilidad de paridad con el euro.

En sentido similar ha ocurrido con el dólar, rozando mínimos no vistos desde hace tres décadas, alrededor del 1,20 dólares.

Situación económica

Si bien es cierto que la situación económica en general, más allá de la divisa, no ha tenido un impacto tan dramático, si empieza a preocupar el déficit comercial de R. Unido que ha aumentado como consecuencia del debilitamiento de la divisa, así como el aumento de la inflación.

Los expertos opinan que el descenso tiene que ser mayor para reducir déficit por cuenta corriente (-5,7 % del PIB en uno años acumulados a finales del segundo trimestre de este año), en los años 2011 y 2013 el cambio real efectivo de la libra no ha sido mucho más barata.

Las previsiones de una paralización de compra de deuda por el BCE suponen un incentivo extra a la cotización del euro.

Sin embargo, el Banco de Inglaterra con toda probabilidad reforzará su programa de compra de deuda con el descenso de los tipos de interés antes de que acabe el año.

¿Qué pasará en los mercados cuando se haga efectivo el Brexit?

La intención de Reino Unido de abandonar la UE, aunque seguirá siendo miembro al menos dos años más, preocupa a los inversores que han perdido la confianza, lo que podría suponer una recesión. Ello unido a que la libra ha estado demasiado fuerte durante mucho tiempo, con un tipo de cambio y valoración caros, evidencian que la divisa era vulnerable ya antes de Brexit.

Un Brexit duro ahuyentará a las empresas internacionales, como es el caso de las empresas y fábricas japonesas ubicadas en Reino Unido. Esto supone un gran problema para Londres, que vería roto un vínculo esencial con el mercado europeo.

Desde luego en estos momentos la libra no es una divisa atractiva puesto que no se sabe si en los próximos meses bajará o subirá, pero si es un buen momento para la bolsa, apostando por empresas del FTSE 100 que generan dólares, lo que supone el regreso de beneficios que vienen del extranjero transformados a libras a tipos de cambio más bajos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn