Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Súmate, juntos ayudaremos a todos

Pues si, como dice un refrán, de un cobarde nunca se ha dicho nada, y lo peor que existe en la vida es la falta de empatía hacia los demás y hacia a la sociedad.

Súmate y entre todos proclamemos, denunciemos o celebremos en justicia lo justo:

sistema financiero justo Para que la fuerza de la sociedad sea la que dirija el destino. La sociedad unida es más fuerte que cualquier poder.

Para denunciar públicamente que en este país el reproche moral a los poderes financieros ha sido una auténtica pesadilla jamás imaginable.

Para reconocer que el sector financiero justo es el mejor regalo para cualquier sociedad o colectivo, y que es piedra angular de cualquier sistema económico.

Para que se enteren de una vez por todas que los bancos están al servicio de la sociedad y no al revés, la sociedad al servicio de los bancos, porque los bancos sin la sociedad y su consumo, no serían NADA.

Para exigir a las entidades financieras que hayan actuado mal, que se disculpen públicamente, y que se comprometan a nunca más a volver a las malas prácticas bancarias y que reparen en consciencia a los que crean que han perjudicado, sin necesidad de que los perjudicados tengan que pasar por un calvario judicial.

Para que automáticamente surja de la sociedad un concepto colectivo que opine, siguiendo estrictamente la legalidad de los reguladores, sobre los servicios de todas y cada una de las entidades financieras. Quizás sea ese concepto público y opinión más efectivo que cualquier acuerdo institucional, porque al final, ninguna entidad financiera le gustaría quedar retratada como la última del pelotón. Va en contra de su negocio, todas correrán para no ser las últimas.

Para que, luchar por una banca cívica, jamás se pueda convertir en un arma arrojadiza propuesta contra el sistema financiero. Que nadie se equivoque. Los queremos, los necesitamos. Pero como hacía algunos años, libres de escándalos.

Para que las instituciones y poderes públicos cuenten con el resultado de ese grito colectivo en bien del sistema financiero, en bien del país.

Para que no solo se ventilen en los procedimientos judiciales las diferencias económicas. Que se establezca un baremo de daños morales por las instituciones, que en caso de lesión económica, igual que las entidades aseguradoras resarcen de días de baja y de secuelas siguiendo unos baremos. Que la reparación por el daño causado sea integro.

Hay que defender a ultranza el pago justo con su retribución justa a las entidades. Otra cosa sería simplemente arruinar el sistema. No defiendo con ello el castigo a los abusos de la banca y el haber arruinado a tanta y tanta gente.

Para que al final, vuelva la paz, y el sistema financiero sea un ejemplo de honestidad y de creación de riqueza, y nunca nunca más se vuelva a repetir el espectáculo tan triste y deplorable que hemos vivido en este país en el sistema financiero. Por desgracia, en otros ámbitos, también sobran palabras…

Una sociedad es mejor cuando rectifica, cambia su conducta en bien de todos, y es capaz de olvidar el pasado…pero para olvidar el pasado, primero hay que reparar.

Lamentablemente, España ha sido un pésimo ejemplo como país por la baja calidad de sus servicios bancarios y sus dislates financiero.

Uno no deja de preguntarse si a lo peor este país ha sido escenario previo de escándalos financieros, igual que la crudeza de nuestra contienda civil precedió a una contienda mundial dantesca.

Deberíamos dar ejemplo, de que los disparates financieros tienen mala salida. Y somos capaces de corregirlos, a lo mejor acabamos siendo un excelente ejemplo más allá de nuestro país.

Únete a esta iniciativa que es de todos, juntos podemos lograr TODO.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Anterior

Los afectados por la caída de EVO Banco pueden reclamar daños y perjuicios

Siguiente

Sabadell Vida S.A. deberá devolver 300.000€ de un seguro de vida

4 Comentarios
  1. juan carlos seijas

    por desgracia soy uno de los afectados de los macroabusos de la banca española.estoy luchando con el unico hilo de vida que me queda…no pienso ceder..quiero seguir luchando con la ayuda del señor Navas… haciendo publicidad de que SI se puede

  2. Pere Figueras Vigara

    Un aplauso para usted, Sr Navas. Su tarea de análisis y denuncia no es fácil y, sin embargo, no ceja en su lucha contra empresas y organizaciones que, hoy por hoy, son el mayor poder fáctico existente. Pero, como dice el cuento, un pequeño sastrecillo fue el primero en proclamar que el Rey estaba desnudo.

Deja un comentario

Design by Bocetos Marketing