abogados derecho de la union europea

Esta semana hemos conocido que otra aerolínea ha cerrado.

El sector aéreo está pasando una mala racha y ello puede ser provocado, mayormente, por el llamado Cielo Único Europeo, creado en el año 2008 mediante un acuerdo con EEUU que permitió la flexibilidad normativa total en la libre circulación, competencia, rutas y precios de las compañías aéreas.

La evolución de los modelos de transporte tras la liberalización ha desempeñado un papel fundamental en la configuración de la sociedad actual, tanto en el transporte terrestre como en el marítimo, y en especial el transporte aéreo que ha ido evolucionando cada vez más.

Estamos muy acostumbrados a copiar lo que hace EEUU. De hecho, EEUU fue el primero el liberalizar el sector aéreo, en el 78, con la Airline Deregulation Act, que es una norma que desregulariza –valga la redundancia- el sector aéreo, permitiendo a las empresas crear sus propias rutas, suprimiendo el control gubernamental de tarifas y la entrada y salida de operadores.

Como era de esperar, con la desregularización en la Unión Europea formalizada en el año 2008, se empezaron a crear nuevas empresas, se abrió el mercado  a la libre competencia de precios, dejando de lado rutas más “rentables”. Todas las líneas están ahora libres de explotar la totalidad del mercado, creando así una infinidad de conexiones y una masificación de flujos (lo que a su vez crea mayor competencia).

Dentro de esta guerra de competencia, no todos pueden sobrevivir, sino los más “fuertes, o más viables”. Entonces, era normal que esta desregularización, o flexibilización normativa, desde un punto de vista económico, afectara a algunas compañías.

Por ejemplo, la compañía británica Monarch, que anunció su cierre esta semana, era una compañía área que solamente contaba con un par de trayectos (en parte por el proteccionismo estatal que existía en los años 70).

Con la liberalización de la unión europea, decidió convertirse en una “law cost”, formalizando vuelos regulares y diarios entre países miembros y el Reino Unido.

Si bien es cierto que el cierre de esta empresa en concreto podemos enlazarla por la caída de la libra por el inminente Brexit i la situación que vive el Reino Unido, tampoco podemos dejar de lado el hecho de que esta empresa ya tenía sufriendo varias crisis por culpa de la liberalización normativa europea.

¿DE DÓNDE PROVIENE LA LIBERALIZACIÓN NORMATIVA AÉREA?

En Europa hasta la liberalización del sector, el transporte aéreo entre países miembros funcionaba mediante el establecimiento de acuerdos bilaterales entre ellos. En estos acuerdos venían especificadas las rutas, los aeropuertos, el tipo de avión, las tarifas, la frecuencia de vuelos y las compañías que podían cubrir esas rutas, es decir, el transporte aéreo estaba completamente regulado por cada Estado y además la competencia era casi inexistente, así pues, las compañías aéreas de bandera eran prácticamente un monopolio.

Desde los años 80 se han ido publicando varios paquetes de Directivas, pero la norma que ha tenido más impacto, sin duda, fue la aprobada en el año 2008, por parte de la Unión Europea se ha querido liberalizar – según mi opinión- “demasiado” la operativa y libre competencia en cuanto a precios y rutas, de las aerolíneas.

La situación del mercado hizo que se desarrollaran nuevos modelos de explotación que permitieran competir con las grandes aerolíneas, tal es el caso de Southwest Airlines que estableció un modelo pionero basada en volar trayectos cortos Punto a Punto, con rápidas rotaciones en aeropuertos secundarios más eficientes y menos costosos, usando un único tipo de avión. Este modelo se expandió por todo el mundo y actualmente es conocido con el nombre de bajo coste o “low-cost”, siendo la mayor alternativa a las compañías tradicionales, que operan con el sistema Hub and Spoke.

Varios han sido los motivos:

La liberalización del sector aéreo llevó consigo la aparición de nuevas líneas, mayor competencia y reducción de precios. Esto es muy bonito al principio, pero con el tiempo, las empresas o se consolidan y mantienen, o entran en recesión.

En el caso del sector aéreo el hecho de que muchas compañías decidieran crear su opción “law cost” no ayudó para nada.

Para “rematar”, la liberalización vino acompañada de un proceso de privatización de las principales aerolíneas estatales (British Airways por ejemplo)

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA DESREGULACIÓN NORMATIVA DEL SECTOR AEREO

Como todo en la vida, hay beneficios y hay desventajas. Y los beneficios suelen aparecer más a corto plazo, desapareciendo luego con el tiempo (que es lo que ocurrió en este caso).

Desde el punto de  vista del usuario, el hecho de liberalizar el sector ha permitido que los costes de poder desplazarse bajaran en picado. Además, la creación de nuevas empresas en el sector aéreo permite al usuario tener un amplio abanico donde poder elegir tanto destino como compañía.

Desde el punto de vista de la empresa, también hay ventajas. La liberalización normativa del sector ha permitido el desarrollo de LAS HUBS en Europa, lo que permite una mayor coordinación, aprovechamiento y mejora de costes en las compañías aéreas. Existe una cooperación entre ellas dentro del mercado.

Algunas compañías nacionales ya operaban con este sistema, pero lo intensificaron aún más, lo que supuso una coordinación de horario en llegada y salida de vuelos y un incremento del número de conexiones con sistemas wave.

Air France implementó operaciones en su Hub con wave-systems en Paris y Lyon, Iberia hizo lo mismo en Madrid y Barcelona, Lufthansa desarrolló un segundo Hub en Múnich, Alitalia en Roma Fiumicino y en Milán Malpensa y British en London Gatwick.

En definitiva, estos cambios de monopolio público a empresa privada o semiprivada compitiendo en un mercado liberalizado no ha sido fácil para estas aerolíneas, han tenido que reestructurarse para adaptarse a la nueva situación, buscando un sistema de red que les permitiese ofrecer mayor número de rutas y más frecuentes. La privatización no fue fácil, pues muchas de estas empresas se quedaron por el camino debido a las grades deudas que abarcaban. Y las ayudas por parte de la Comisión Europea no significaron mucho.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn