Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

¿Es posible que el sector financiero y la banca vuelvan a las buenas prácticas?

Indudablemente que sí.  No seré yo quien lo niegue, pues ya son seis o siete años los que los abogados, defensores de los derechos de los ciudadanos y predecesores de cualquier cambio social (se dice que las revoluciones sociales nacen de los despachos de abogados), decidimos promover una “revolución financiera” ante los abusos que se estaban dando en el sector financiero para conseguir que vuelvan las buenas prácticas bancarias. Entonces, todavía no se había dado el varapalo que ha supuesto a las entidades financieras, el reproche masivo de nuestros tribunales durante los últimos años. Fue en un curso hace 7 años, que impartía en el colegio de abogados de Madrid sobre swaps,  cuándo anime a mis compañeros de profesión a iniciar una “revolución legal” acudiendo a los tribunales para frenar e impedir los abusos bancarios. Después de años de lucha, literalmente, las Sentencias judiciales contra esta mala praxis bancaria han supuesto un huracán para la banca, decretando jueces y tribunales mayoritariamente la nulidad de múltiples cláusulas abusivas de dichos contratos especulativos.

sector financiero y banca buenas practicasLa buena noticia de hoy es que Bankia, de motu proprio, decide indemnizar a quienes invirtieron en sus acciones; y lo mismo cabe esperar del fiasco de las preferentes. Sabia decisión. Hay que felicitar a Bankia y a sus gestores actuales. Esperanza de futuro, esperanza que tanto necesita este país ante tanta decepción de las entidades y personas que deben dar ejemplo sano. Un rayo de luz entre tantas tinieblas. Un guiño noble  a tantos perjudicados injustamente. Bravo por la decisión.

El que Navas Cusí seamos un referente en la lucha contra las malas prácticas bancarias no impide que cumpla con la función del abogado. La cultura de la intervención mínima en los procesos judiciales, la cultura del pacto “antes de disparar” en beneficio del cliente, como el buen médico cuando evita el quirófano. El quirófano o el pleito solo pueden iniciarse cuando se han intentado otras medidas menos invasivas. Tan irresponsable es mandar a alguien al quirófano, cuando no es imprescindible, como no enviarlo, cuando lo necesita. Tan irresponsable es interponer una reclamación judicial cuando se puede evitar, como no ponerla cuando es necesaria, y hasta pueda prescribir o caducar la acción.

Hace semanas la prensa se hacía eco de mis declaraciones, solicitando a Bankia que pagara sin más a los afectados, para ahorrarles así gastos y procedimientos; y a Bankia también, para que ahorrase gastos y procedimientos sin necesidad de arbitrajes, sin necesidad de más complicaciones.

Ayer nos despertábamos con esa buena noticia, ha decidido hacerlo así. Y debemos felicitarle por la decisión; y ello por nuestra concepción, pues estamos en el bando contrario, pero con el único fin de que las personas perjudicas sean reparadas, y con el fin de que el sistema vuelva a las buenas prácticas bancarias de antes.

¿Quién puede obviar que que las buenas prácticas bancarias en el sistema bancario son esenciales para el país?

Nadie. El que lo pretenda, es un perfecto ignorante. Lo que tenemos que pretender con buena voluntad es que el sistema vuelva a recuperar su función social y su prestigio. Aunque siga, a veces, siendo necesario acudir a los Tribunales, pero el fin no tiene que ser otro que el de construir una sociedad mejor. Y ese es el fin ético que debe guiar a los abogados, siempre ese.

Otras entidades deberían tomar nota de este gesto de Bankia, porque puede ser el inicio de una acción colectiva de arrepentimiento, y el inicio de una nueva era bancaria dónde se subsanen errores cometidos en el pasado. Las posturas cerradas en las que no se reconoce un perjuicio objetivo, cuando objetivamente y masivamente se ha demostrado con un reproche judicial, son preludio de nubarrones negros de que se va  a desatar un tormenta de vientos, rayos y relámpagos en forma de pleitos , que lamentablemente son necesarios para restaurar el orden y ofrecer protección jurídica al necesitado.

Así pues mi felicitación a Bankia, un acto que le honra, y un potente rayo de esperanza de una Banca que quiere volver a la buena praxis.

Asi pues una aviso para navegantes, para el sistema financiero que ha tenido que soportar masivamente el reproche judicial por unas mala praxis bancaria. Que tome nota, y que entienda que es mejor que las acciones a tiempo tienen más redito que las tardías. Si Bankia hubiera tomado esta aplaudida decisión antes, se hubiera ahorrado centenares de millones en procedimientos, y un calvario de Sentencias en contra.

Ya lo dicen: Más vale tarde que nunca…

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Anterior

Mala praxis bancaria y la responsabilidad penal derivada

Siguiente

¿Sabe usted quién es realmente el titular de su hipoteca?

2 Comentarios
  1. Felicidades también a vosotros por estos buenos consejos de los que Bankia a sabido escuchar.
    Adelante, abogados como vosotros es lo que necesita el pais.

    • admin

      Muchas gracias, es cómo nosotros entendemos debe ser ejercitada nuestra profesión. Saludos Sr. Manzano.

Deja un comentario

Design by Bocetos Marketing